ONDAS DE CHOQUE

La Terapia de Ondas de choque es un dispositivo multidisciplinario utilizado en ortopedia, fisioterapia, medicina deportiva, urología y medicina veterinaria. Sus principales beneficios son el rápido alivio del dolor y restauración de la movilidad. Esto, junto a ser una terapia no quirúrgica, sin necesidad de analgésicos, hace que sea una terapia ideal para acelerar la recuperación y curar varias indicaciones que causan dolor agudo o crónico.

Mecanismo de Acción

La Onda de choque es una ola acústica que lleva mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos Mioesqueletales con condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas. La energía promueve la regeneración y los procesos reparativos de los huesos, los tendones y otros tejidos blandos.

Las ondas de choque se caracterizan por el cambio de salto de la presión, de gran amplitud y corta periodicidad. La energía cinética del proyectil, generada por el aire comprimido, se transfiere al transmisor en el extremo del aplicador y adentrándose en el tejido.

Entre sus indicaciones más destacadas están las tendinitis cálcicas del hombro, aunque se pueden aplicar en un gran número de patologías, como son: fascitis plantar, tendinitis aquílea, trocanteritis o epicondilitis.